Etiquetas

, , , , ,


El Estado es mi pastor, nada me faltará
En lugares de delicadas regulaciones me hará descansar
junto a impuestos solidarios me pastoreará

Confortará mi altruismo,
me guiará por sendas de leyes por amor a su nombre.

Aunque ande en valle de snaks y cigarros
no temeré mal alguno, por que Tú estarás conmigo
tu vara y tu cayado infundirán jugosas consultorías

Aderezas mesas en caros restaurantes delante de mi en presencia
de quien tributa impuestos, llenas avionetas con aceite,
mi Jägermeister está rebosando

Ciertamente las convenciones colectivas y los planes fiscales
exprimirán al ciudadano todos los días de su vida y en la casa del Estado
moraré por largos días.

— Rodrigo Castro Hernández, Costa Rica
Salmo al Estado o Requiem en contra de la Responsabilidad Personal

Anuncios