Etiquetas

, , ,


Padre nuestro que estás en el cielo ¿Has visto la corrupción con que nos gobiernan aquí en la tierra? Porque ellos han saqueado el tesoro público sin ética, estética ni la más mínima decencia. Santificado sea tu nombre, porque aunque no lo conocemos sí podemos pronunciar con contundencia el de esos que han encontrado en la función pública la forma de inventar procesos para llevarse, sin la más mínima pena, lo poco que tenemos… ofendiendo desde la tierra hasta el cielo. Venga a nosotros tu reino, porque no importa si soy creyente o ateo, aquí la democracia se desfiguró en una monarquía donde algunos se creen nobles o realeza mientras nos tratan como despreciados plebeyos. Danos hoy nuestro pan de cada día porque nuestros gobernantes nos tienen comiendo de aquella, aquí se perdió la educación y sólo queda un cascarón. Y líbranos del mal, en especial de aquel que cometen quienes tienen la convicción de ser impunes porque están fuertemente protegidos. Y Amén.

— Julio Córdoba, Costa Rica
Ciencia Ficción

Anuncios